Tu Mina Se Enamoro De Otro Hombre

Cuando conquistaste a tu mina para ella estabas — probablemente — en el pináculo de tu ‘valor sexual de mercado’

Ese macho con características Alfa, a quien ella no podía resistirse…

El sexo era extraordinario. Incluso notabas como tu presencia era bien recibida por las demás mujeres. Te hicieron sentido términos como: ando con la cuéa del pololo…

Intoxicado de deseo, literalmente operabas bajo la influencia de las drogas…. te doy un par: Oxitocina y Dopamina… drogas tuyas endógenas… excretadas por tu propio cuerpo al experimentar la sublime experiencia de compartir la intimidad con la mina por la cual lo dejarías todo…

Figurativa y literalmente…

Y ella te deseaba mas… y mas…

Paso el tiempo, y ya después de 18 meses… un poco mas o un poco menos, el sexo fue envuelto en un leve pero perceptible manto de ‘tedio’…

Pero para ti siempre fue algo que esperabas…

Y esperabas… y seguiste esperando…

¿Pero que pasa acá?, de a poco fuiste preguntándote… ¿por qué ella trata de cambiar quien soy?

¿Que pasó con la pasión que nos era tan fácil de encender? ¿Donde quedó?

Es que así es el matrimonio y la vida en pareja… te dijeron todos… los mismos que viven inmersos en el engaño.

Mientras tanto, algunas discusiones asomaban por temas tan tontos como que hacer un fin de semana, o porqué acaso tenias que seguir con eso que tanto te gusta, en vez de pasar mas tiempo juntos…

Y la magia se esfumó a paso redoblado, seguro e inexorable … cobrando su precio entre las sábanas y la dinámica de tu relación…

Hay chistes crueles como ese que dice: ¿por qué la novia sonríe tanto? porque es la ultima vez que dará sexo oral.

Seguramente algo compartiste con tus amigos… entre sonrisas forzadas hablabas de la jefa y de lo mucho que te gustaría ir a ese viaje con tus ‘perros’ pero que ‘no te iban a dar permiso’ …

Claro, los temas de conversación de mayor importancia de nosotros los hombres son el partido del fin de semana, el auto que te quieres comprar, o el surround 7.1 que instalaste en la sala de estar para jugar ‘play’…

Pero ella y las parejas de tus amigos? no ellas no… ellas han disectado tu comportamiento en la relación hasta la ultima molécula…

Y el diagnostico no pinta nada de bueno para ti…

Para ella, sacarte de tu — lo mas probable remota — posición de macho Alfa fue una tarea que su cerebro reptiliano o mas primitivo, le impuso desde que se dio cuenta de lo mucho que había invertido en ti… lo que se resume a ser tu pareja sexual y la madre de tus hijos…

Esa la máxima inversión que una mujer puede hacer en un hombre evolutivamente hablando, no me mal interpretes…

Y seis mil años de evolución humana no pueden competir con Disney, el dia de San Valentin o tu aniversario de matrimonio…

Y no la culpes. Ella ha torpedeado tus características Alfa de manera inconsciente, inevitable, e incluso inexplicable para ella…

Nunca se lo propuso.

Pero es un deber… porque si no, “su vida corre peligro”…

Para la mujer, durante seis mil años, el Alfa la dejo a su suerte… seguramente con crías. Y si el Alfa se iba de su vida, como generalmente ocurría, ella y su descendencia morirían.

Estar con el Alfa es una aventura, una aventura que ella desea en lo mas profundo de su feminidad… ella romperá todas las reglas conocidas por estar con el macho Alfa… recorrerá miles de Kms solo por estar con el por solo unas pocas horas…

Pero le creará las reglas mas ridículas al hombre Beta para que éste siga estando con ella… incluso a expensas de su propio deseo de intimidad, felicidad y estabilidad de la relación.

Pero si siempre hice todo lo que ella quiso… exactamente … ese fue tu error…

Luego de ser esa roca de bordes puntiagudos, pesada, aguda y densa que la conquistó, pasaste a ser una piedra pómez… suave, poroso e inofensivo.

Y ella aborrece que sea así.

Si amas a tu mina y quieres de verdad hacerla feliz, debes dejar de lado creencias que no te sirven… y abrazar las que salvarán y perpetuarán tu relación.

Por tu bien y el de ella. Porque ella no lo hará. Y no la culpes… literalmente no sabe como.

Si hoy, 2019, hay mas divorcios que matrimonios y en donde mas del 65% de ellos son solicitados por mujeres, algo no esta bien…

No me importa si me crees o no. Eso en psicología se llama disonancia cognitiva… que es la imposibilidad de abrazar dos creencias diametralmente opuestas.

El querer hacerlo duele. Debes abrazar una pero dejar la otra.

Si algo de esto te parece remotamente interesante, tengo una clase gratuita que no debieras perderte. Presiona el boton de abajo para inscribirte

Pero es probable que no lo hagas… lo que me hace siempre recordar a esa ley de la marina, pero que aplica a casi todo en la vida: La flota se mueve a la velocidad del buque mas lento.

Suerte

 

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *